El opositor venezolano Leopoldo López, bajo arresto domiciliario, negó este domingo haber participado en reuniones para una negociación con el gobierno, como aseguró el presidente Nicolás Maduro.

AFP

“Bien sabes @NicolasMaduro que no he asistido a ninguna reunión. Estoy preso injustamente, primero en una cárcel militar, ahora en mi casa”, señaló López en mensajes de Twitter escritos por su esposa, Lilian Tintori.

 

Más temprano, Maduro había asegurado en su programa semanal de televisión que el dirigente había tomado parte en encuentros para un diálogo entre el gobierno y la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

 

“El señor Leopoldo López, inclusive en su condición de penado, ha asistido a reuniones”, afirmó el gobernante, sin precisar las fechas de esas citas.

 

A López, preso desde febrero de 2014, le fue concedida una medida de arresto domiciliario el pasado 8 de julio, como parte de la cual tiene prohibido hacer declaraciones públicas.

 

“Aun con el riesgo de hacerlo, he decidido comunicar mi posición clara ante ustedes y la comunidad internacional”, añadió el político, quien manifestó su disposición a dialogar “sin manipulaciones”.

 

La justicia le revocó a López la casa por cárcel el 1 de agosto, pero se la restituyó cinco días después con un fallo que restringe sus intervenciones, según la defensa.

 

López fue detenido en febrero de 2014 y cumple una condena de casi 14 años de cárcel acusado de incitar a la violencia en protestas contra Maduro que dejaron 43 muertos ese año.

 

El gobierno venezolano y la MUD iniciaron el pasado miércoles en República Dominicana contactos para sentar las bases de una negociación.

 

Sin embargo, según Maduro, las partes mantienen contactos de tiempo atrás.

 

“Si contara el número de reuniones entre marzo de 2016 en República Dominicana y 2017, pudiéramos decir más de 100”, sostuvo.

 

Delegados del Ejecutivo y de la oposición celebraron un fallido diálogo a fines de 2016 con el auspicio del Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

 

Maduro criticó al presidente del Parlamento de mayoría opositora, Julio Borges, delegado de la MUD para los actuales acercamientos, porque expresó el sábado que éstos no constituyen un diálogo formal sino solamente contactos exploratorios.

 

Borges “mintió descaradamente (…). Es evidente que hay un diálogo formal”.

 

Para iniciar negociaciones, la oposición demanda la garantía de que habrá elecciones presidenciales a fines de 2018, como ordena la ley.

 

“Las elecciones a presidente de la República serán el último trimestre del año que viene”, sostuvo Maduro.

 

La MUD exige además la liberación de unos 600 “presos políticos”, entre ellos López.

 

Los delegados se reencontrarán en Santo Domingo el 27 de septiembre.

Share

Copyright © 2017 VenezolanosPty. All Right Reserved.
Powered By Joomla Perfect