Se cumplen cinco años del anuncio oficial de la muerte del comandante venezolano. Este diario reveló la verdad sobre su enfermedad que padecía pese al intento del régimen por ocultarla, publica ABC

Por EMILI J. BLASCO

Cuando a media tarde del 5 de marzo de 2013 el Gobierno de Venezuela anunció la muerte de Hugo Chávez se puso fin oficial a una larga agonía de meses. El 11 de diciembre anterior, el presidente venezolano fue sometido a una operación quirúrgica en La Habana de la que ya no emergió públicamente. Desde entonces hubo un gran silencio informativo por parte de las autoridades de Caracas, cuyos partes médicos fueron cada vez más esporádicos y menos creíbles.

ABC había dado la exclusiva en enero de 2012 de que, a pesar de las aseveraciones de Chávez de que estaba curado del cáncer que se le había detectado en junio de 2011, la enfermedad en realidad seguía avanzando. Dada su negativa a recibir el tratamiento oportuno, que requería dejar sus funciones presidenciales durante un tiempo, a Chávez le quedaba un año de vida, advertían las informaciones confidenciales de los médicos que le trataban, a las que este diario pudo acceder. El plazo se cumplió. Chávez murió de un rabdomiosarcoma originado en las partes blandas de la región pélvica.

Desde la operación de comienzos de diciembre de 2012, Chávez no dejó de estar bajo el control absoluto del régimen castrista, que vigiló las visitas al enfermo, incluso de su propia familia. Ese control dificultó las filtraciones informativas. En los últimos días de diciembre se produjo una crisis que pudo ser definitiva: Chávez cayó en coma, como informó ABC en su portada, y quizás ya no se recuperó.

Aunque algunas versiones muy posteriores datan entonces su muerte, las fuentes que en ese momento tuvo este diario hablaban de un alargamiento artificial de su vida. Es posible que en las últimas semanas antes del anuncio del fallecimiento, hubiera filtraciones falsas de Cuba para ganar tiempo hasta poder consolidar a Maduro como sucesor.

Anuncio oficial con retardo

Lo cierto, en cualquier caso, es que el 5 de marzo, a las 7 de la mañana, hubo una comunicación de La Habana dirigida al Palacio de Miraflores, la sede presidencial de Caracas, en la que se anunciaba la muerte de Chávez. Ese anuncio no se comunicaría a los venezolanos hasta diez horas después.

¿Acababa de producirse el fallecimiento en Cuba, era la orden de desconectarle en el Hospital Militar de Caracas, donde supuestamente se había traslado el enfermo a mediados de febrero, o era la luz verde para hacer público un óbito ya ocurrido con antelación? Algún día alguno de los muy pocos que saben de primera mano la verdad la contará, pero de momento, habrá que desconfiar de la mayoría de quienes dicen conocerla, pues todos hablan de lo que han oído, sin haber visto.

Share

Copyright © 2018 VenezolanosPty. All Right Reserved.
Powered By Joomla Perfect