Giuseppe Palmisano regresa a Venezuela desde Estados Unidos con algo más que una ilusión. El Presidente de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) vuelve a su tierra con un camino abierto y las herramientas legales para devolver la personalidad jurídica y natural a una de los circuitos más establecidos de la región.

Por: Jorge Ebro y Antonio María Delgado | El Nuevo Herald

 

 

 

Todavía falta para que la LVBP recupere su estatus de reconocimiento delante de las Grandes Ligas, pero al menos Palmisano ha dejado en claro dos cosas en su reciente visita: que la liga venezolana es una entidad que ahora no tiene ninguna relación de patrocinio con el régimen de Nicolás Maduro y que su desaparición sería un fracaso para el béisbol en general.

“Estoy muy ilusionado, porque creo que hemos dado a entender que actuamos con buena fe, con la verdad y que no debemos ser castigados’‘, comentó Palmisano. “Pero creo que vamos por buen camino y vuelvo con la fe de que todo se arreglará más temprano que tarde’‘.

El martes la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (OFAC) emitió dos importantes resoluciones sobre las sanciones contra Maduro —una edición revisada de su Licencia General 34 A y otra nueva licencia— que, en esencia, autorizan que a toda persona con ciudadanía americana, residencia en este país o documentos válidos de inmigración pueda contratar sus servicios con empresas venezolanas, recibir salarios y pagar impuestos, siempre y cuando no estén asociados con el régimen de Caracas.

Share

Copyright © 2019 VenezolanosPty. All Right Reserved.
Powered By Joomla Perfect