Cada vez es más evidente que el éxodo venezolano que comenzó en 2014 es ahora, en la historia de América Latina, el desplazamiento de personas que cruza más rápidamente las fronteras. La profundización de la crisis política, económica y humanitaria en Venezuela ha llevado al movimiento masivo de personas en toda la región, principalmente a Colombia, Ecuador y Perú, y más allá.

Por Luisa Feline Freier y Nicolas Parent – ReliefWeb / Traducción libre del inglés por lapatilla.com

 

 

 

Las estimaciones de los venezolanos en movimiento son imprecisas, pero oscilan entre 1,6 millones y 4 millones de personas en el extranjero a principios de 2018. Cientos de miles más se han ido en la primera mitad del año, y las cifras siguen subiendo, superando los flujos humanitarios anteriores de América Central, Colombia y Cuba. Algunos expertos predicen que el desplazamiento podría superar a los 5,6 millones de sirios que huyeron de la guerra civil de ese país.

Estas cifras dan fe de la gravedad de la tragedia venezolana y sugieren que esta crisis de desplazamiento apenas comienza. La mala gestión gubernamental de la economía ha llevado a una inflación galopante y a la escasez de productos básicos en lo que alguna vez fue un país acomodado, empujando a muchas personas a la pobreza. Alrededor del 80 por ciento de la población vivía en pobreza extrema a partir de abril de 2018, y cientos de miles estaban en riesgo de morir de inanición.

No hay razón para creer que la salida de venezolanos disminuirá en el futuro previsible. Aproximadamente la mitad de los jóvenes encuestados de entre 18 y 24 años, y el 55 por ciento de los encuestados de clase media alta, dijeron que esperaban partir, según una encuesta realizada por Consultores en diciembre de 2017, y la mayoría identificó a América Latina como su destino preferido. El número de venezolanos que ingresan a Perú casi se cuadruplicó en un período de cuatro meses: de 100.000 en marzo de 2018 a casi 350.000 a principios de junio. A medida que el éxodo se expande, las necesidades humanitarias de los migrantes se vuelven más urgentes.

 

 

 

Estas salidas representan un desafío importante para los gobiernos regionales y han llevado a un mosaico de diferentes reacciones políticas. Debido a la magnitud del fenómeno, los gobiernos de toda la región que han afirmado su solidaridad con los venezolanos y se han mostrado receptivos a las llegadas siguen teniendo dificultades para satisfacer las necesidades de los migrantes. En algunos casos, la presión interna para limitar la entrada de venezolanos está aumentando.

Este artículo examina las características de los migrantes venezolanos sobre la base de los últimos datos disponibles, antes de discutir cómo los gobiernos de la región han respondido a la afluencia y qué significa la crisis en el contexto de las cambiantes leyes de inmigración de América Latina.

Share

Copyright © 2018 VenezolanosPty. All Right Reserved.
Powered By Joomla Perfect